Historia

Creemos que todos empezamos de la misma manera. En un principio nos vimos impresionados por la magia del universo Star Wars, por eso quisimos saber más al respecto e iniciamos una búsqueda incesante de artículos relacionados con el tema. Con el tiempo nos dimos cuenta de que, tal vez, cada cual tenía o sabía mucho de la trilogía de George Lucas, pero también de nada servía si no tenías con quien comentarlo, con quien intercambiar impresiones o sencillamente compartir alguna idea o proyecto que se nos viniera a la cabeza; es decir, salvo algunos pocos que compartían el mismo hobby con sus hermanos, muchos de los que crecimos en esta afición lo hicimos completamente aislados sin saber que, tal vez, algún amigo o amiga que frecuentabas también era seguidor de la saga.

El proyecto nació a comienzos de la década de 1990, cuando un grupo de amigos -entre ellos Ricardo Barrig, Humberto Chipoco, David Dávila, Carlos Campos, Jose Luis Pastor y Eugenio Vidal- solían juntarse para dialogar sobre los diferentes personajes de historietas o comics como Superman, Spiderman, Batman y X-men, entre otros. Varias fueron las reuniones en distintos lugares que les animo a crear la revista Comics Info (mayo de 1992), dedicada a dichos personajes. Entre los temas afines, se encontraba la Trilogía de George Lucas, Star Wars, por lo cual decidieron publicar la revista The Force como tributo a la saga galáctica.

El Poder de la Fuerza

Durante dos décadas, los rumores de un nuevo episodio de la saga de Star Wars cobraron fuerza entre los aficionados dispersos en nuestro país, hasta que por fin George Lucas anuncio el rodaje del Episodio I: La Amenaza Fantasma en 1994. Previo al estreno de este filme, se celebraron los veinte años de Star Wars (1997) con su edición especial. Este gran éxito de taquilla, que originó un culto en 1977, resurgía después de una larga espera.

La Tienda “The Force” en Jesús María, punto de encuentro de varios aficionados

A comienzos de 1999, para ser más exacto el 19 de mayo de ese año, y por coincidencia el mismo dia del estreno en estados unidos del Episodio I, se inauguro la única tienda especializada en artículos de Star Wars llamada The Force. Su dueño es uno de los fundadores de la revista Comics Info, Humberto Chipoco Vidal, y se encontraba ubicada en el centro comercial Centro Lima. En esa tienda y en innumerables ocasiones, los seguidores se congregaron para intercambiar ideas. De ahí, a mediados del 2000, surgió el proyecto de dar vida a la Asociación Cultural que reúna todas las condiciones, con el propósito de organizar un conjunto de obras de carácter social y cultural.

El Concilio Fundador

La tienda The Force se trasladó a Miraflores con la convergencia de cinco socios fundadores: Daniel Acevedo Coronado, Ricardo Barrig Jo, Humberto Chipoco Vidal, Giancarlo Stagnaro Ruiz y Alberto Benza Gonzales. A este grupo se le denominó “El Concilio Fundador”.

Los mencionados compartían una experiencia común: haber crecido cautivados por las películas Una Nueva Esperanza (1977), El Imperio Contraataca (1980) y El Regreso del Jedi (1983).

Para ellos no sólo se trataba de tres simples filmes de ciencia ficción y fantasía, sino, por el contrario, la importancia del mensaje que logro calar: la fe, la esperanza y la unión que, cohesionadas, han forjado una suma de valores. Con el transcurrir de los años, todo lo anterior nos ha servido para compartirlo con otras personas interesadas en la misma afición. Las reuniones se hicieron más continuas y se logró el sueño anhelado: fundar el primer club de Star Wars en nuestro país, denominado The Force Perú. El nombre se origina como forma de gratitud a la tienda que cobijó a los aficionados, los cuales posibilitaron la fundación de esta Asociación Cultural.

En el 2002, The Force Perú organizó una serie de exposiciones en el Centro Cultural Ricardo Palma, el C.C. Larcomar y el C.C. Caminos del Inca denominado Infinito, con motivo del estreno del Episodio II: El Ataque de los Clones, así como el 25 aniversario del primer filme. Este gran evento sería la primera gran muestra dedicada a la saga espacial en nuestro país, por la magnitud y el alcance que tuvo su elaboración, marcando un precedente para la realización de este tipo de actividades.

Luego, la tienda se trasladó a Jesús María, en la galería comercial “Goyito”. A mediados del 2005, se comenzaron a hacer las gestiones para el inminente estreno de la última de las películas de la saga, el Episodio III: La Venganza de los Sith. The Force Perú logró adquirir la sala 9 de Larcomar, con capacidad para 414 personas para la función de estreno dedicada para los aficionados de la película. La reserva se hico con 41 días de anticipación, un récord mundial reconocido fuera de nuestro país

Simultáneamente con este acontecimiento, por el mes de mayo se realizó la exhibición Infinito II, que como su predecesora, permitía a la gente y al público en general conocer varios aspectos relacionados con la saga de Star Wars. Llegada la medianoche del 25 de mayo de ese año, la gente se congregó para esperar el momento en el que pudieran hacer su ingreso para la función. El Centro Comercial se llenó de manera multitudinaria en lo que sería un día para recordar. Sería el final de una fiebre, pero no el final de la historia, pues Star Wars tiene para mucho tiempo más.

Después de habernos consolidado como la fuerza de Star Wars en el Perú, pasamos a una etapa. Hasta el día de hoy, a través de diferentes medios y actividades, continuamos pasando muchas vivencias en la tarea de informar y difundir una afición que continúa inspirando muchas sensaciones y experiencias para todas las personas ávidas de conocer y hacer las cosas cada vez mejor. Los tiempos han ido pasando y otros nuevos han venido, así como varias personas que han ido colaborado en este proyecto. Y a lo largo de estos años se ha mantenido la visión de llegar a aquellos que se sientan atraídos e inspirados por esta historia sin tiempo. Es por eso que realizamos nuestra labor bajo el lema de:

Star Wars para todas las generaciones”