El Halcón Milenario llega a Fine Molds

Fine Molds de Japón, quienes en el pasado han impresionado a los fans de modelismos de Star Wars con sus profundamente detallados sets de Starfighters, ahora ofrece el vehículo que los fans han estado esperando desde que en el 2001 debutó esta colección, el Millennium Falcon.

Fans de la saga han podido adquirir un modelo del Halcón que fue desarrollado por MPC poco después del estreno de A New Hope. Sin embargo, coleccionistas y modelistas de la actualidad han demandado constantemente una versión mejorada y con múltiples opciones de despliegue, dos atributos que estuvieron relativamente limitados en el paquete original.

“El modelo que ha estado disponible hasta ahora, ha sido muy querido por los fans por un largo tiempo y ha sido muy bien realizado para haber sido producido en los 70s”, opina Ken Ogawa de Fine Molds. “Es fácil de construir y es perfecto para que los más jóvenes lo disfruten. Sin embargo, cuando se compara con el modelo en miniatura empleado en la película, existen muchas diferencias. Para los fans más ávidos, eso es algo que conocen muy bien, el modelo actual cuida mucho lo que es la proporción, proyectando la imagen de que ésta realmente es la nave más veloz de la galaxia. Creemos que la exacta recreación de las proporciones es una de las grandes diferencias de este modelo de Fine Molds. La otra sería el número de partes (900)”.

Otro detalle que distingue este nuevo modelo de Fine Molds de otras versiones es la extensa cantidad de investigación que la compañía invierte en sus productos, los cuales incluyen una línea de vehículos militares. “Fine Molds busca mínimos detalles cuando crea sus aviones y tanques”, continua Ogawa, “y el mismo grado de atención y detalle ha sido tomado para desarrollar los vehículos de Star Wars. Esto incluye la examinación visual de las películas, así como fotos de referencia y documentos de los modelos originales. Adicionalmente, los vehículos que aparecen en la película fueron creados como si fueran vehículos existentes y luego reducidos de escala, lo cual les da más realismo a los diseños”.

Esto de “crearlo como si fuera un vehículo real” es reflejado en la aproximación de Fine Molds para reproducir la distribución interna de las turbinas del Halcón, una sección de la nave que nunca antes ha sido reproducida en forma de modelo. “Mientras vuela, las turbinas de la Halcón producen una luz, así que su parte interior es un misterio”, explica Ogawa. “Hay una escena en Episode IV: Special Edition donde puedes ver la turbina antes de que el Halcón abandone el puerto 94, pero no fue lo suficiente para ver los detalles”.

Con la ayuda de Lucasfilm y su gerente de desarrollo global de productos, Chris Spitale, los artistas responsables de la ilustración de la nave en el libro de DK Star Wars: Incredible Cross Sections fueron consultados para que  facilitaran cualquier boceto no publicado que hallan desarrollado de esta zona. Los ilustradores Richard Chasemore y Hans Jenssen estuvieron contentos de facilitar algunos trabajos nunca antes mostrados. Trabajando con el apoyo de estos dibujos, los diseñadores del vehículo fueron capaces de desarrollar la primera reproducción dimensional de las turbinas de la nave en gran detalle. “Muy buena”, opina Ogawa, “la oportunidad de que puedas ver al detalle algo normalmente cubierto. Es posible entonces que esta sección, las turbinas de Fine Molds, pueda ser utilizado como material de referencia oficial”.

Para el resto de la nave, los artistas de Fine Molds pudieron observar la verdadera miniatura del Halcón usada en The Empire Strikes Back, la cual se encuentra guardada en los Archivos de Lucasfilm. Ésta, explica Ogawa, es la razón por la cual este modelo tiene cinco extensiones de aterrizaje en vez de las cuatro vistas en A New Hope. Una foto del modelo de referencia de Empire se incluye en el set.

La escala 1/72 del modelo nos da un vehículo de 17″ x 12″ x 4″ y se vende alrededor de $ 160, un precio alejado de los precios para versiones de juguete predecesoras, pero esta versión del Halcón se encuentra en la clase de los modelos que fácilmente podrían usarse para exhibiciones en museos, debido a que ha sido recreado meticulosamente cada detalle.

Quizá lo que más atraiga a los modelistas, sugiere Ogawa, es la experiencia que recibirán por construir un Halcón de Fine Models. “Estamos seguros que mientras desarrollen este modelo, los fans podrán experimentar lo que hubiera sido ser parte del staff de modelistas de ILM”.

Halcón
La Mesa de Greedo

Noticias relacionadas