Expofixion desde Ecuador

QUITO.- El mundo fantástico creado por George Lucas, completamente en miniatura, es una de las atracciones del momento que se puedo disfrutar en agosto en el Colegio de Arquitectos (Iñaquito, diagonal a Mi Juguetería). Se trata de la colección de la saga Star Wars creada por el diseñador gráfico Carlos Sánchez Montoya y que lleva el nombre de “Expofixión”. Esta muestra enseñó las escenas de las cinco películas que componen la saga más famosa de todos los tiempos. Cada una de las figuras, entre muñecos de los personajes, naves, monstruos, edificaciones, paisajes… bajo el fondo musical compuesto por el maestro John Williams; llamaron la atención de no solo a los “hijos de Lucas” sino a la nueva generación, esa que nació en la era digital. En esta exposición los visitantes pudieron intercambiar figuras, piezas y criterios con respecto al mundo Star Wars. Solo hizo falta estar ahí para darse cuenta como los aficionados de esta saga saben los nombres de los personajes, identifican cada maqueta con la escena a la que representaron, se conocen de memoria los “soundtrack” de los filmes… en fin, son un poco más que fanáticos.

La “Expofixión”
Fue una muestra compuesta por 3 mil figuras, entre muñecos, naves espaciales, paisajes… representadas en dioramas (escenas en maquetas), que son de 1977, 1980 y 1983, años en los que se filmó la “Trilogía”. Las figuras son de una sola colección y pertenecen a Carlos Sánchez Montoya, diseñador gráfico de 37 años de edad, que es uno de los más grandes fanáticos de “Star Wars” en el mundo. La afición nació en él a los 12 años, cuando su madre le regaló el muñeco de Chewbacca. Las demás figuras originales, de 1978 a 1984, las tiene en las vitrinas de la “Expofixión”. Las que se encuentran en los dioramas son desde 1995; además las naves, monstruos, edificios y paisajes fueron creadas por sus propias manos. Las naves miden un metro 20 centímetros de largo. Las demás figuras y maquetas fueron hechas con materiales reciclables como espuma flex, fibra de vidrio, cartón y madera. “La idea es desarrollar en los niños y jóvenes la utilización de la creatividad, en este caso, la recreación de la película Star Wars, que es un filme que desde el punto de vista de producción, siempre ha llamado la atención por la fotografía, los robots, las naves espaciales, los seres intergalácticos, la ciencia, la tecnología…”, manifiesta el creador de la “Expofixión”. A Carlos siempre le ha llamado la atención la construcción de los escenarios. Recibía ayuda de su padre que es arquitecto. Él primero los compraba pero luego se dio cuenta que los podía hacer, nos comparte. Los AT-AT (robots gigantes que aparecen en el “Imperio Contraataca”), por ejemplo, los hizo él mismo, aunque los originales los consiguió mucho tiempo después. Nunca pensó en tenerlos. Para construirlos tuve muchas veces que parar cada toma de la película. “Para fijarme en los detalles”, comenta.

Los personajes y figuras que componen los escenarios
Los “hijos de Lucas” que asistan a esta exposición pudieron intercambiar figuras y criterios con respecto a la muestra y a la saga, ya que en la misma, si se dieron cuenta, faltaron ciertos personajes que están en fase de construcción, a decir de Sánchez Montoya. Muchos de los aficionados que han visto la muestra, les encanta la labor de su creador, por el amor que tiene a la saga del cine más famosa de todos los tiempos. Más de uno comparte que el fanatismo de Sánchez Montoya va más allá, porque se ha fijado en los detalles de cada uno de los personajes y escenarios. “Sánchez Montoya, a clara vista se ve, que lo que plasma en la exposición son esos detalles que están detrás de los primeros planos, esos que uno que se ha visto de tres a cinco veces las películas de la saga no se dan cuenta”, manifestó Fernando, un cuencano que tiene un profundo amor a Star Wars. Todos y cada una de las figuras, incluyendo los muñecos y los droides” destacan la labor de su creador. Uno cuando llegaba a esta exposición, si era meticuloso, se podía dar cuenta de todos los personajes de todas las películas de la saga, como Darth Vader, Luke Skywalker, Leia Organa, Han Solo, Obi-Wan Kenobi, Anakin Skywalker, Padmé Amidala, Yoda, Mace Windu, Conde Dooku, Jango Fett, Qui-Gon Jinn, Darth Sidious, Darth Maul.

La muestra

  • Más de 3 mil figuras, entre muñecos, naves, edificios, monstruos, paisajes y personajes conformaron la “Expofixión”.
  • Esta colección de Carlos Sánchez Montoya, la consiguió desde 1978, cuando solo había una tienda de juguetes que se llamaba Bebelandia. En este tiempo los muñecos costaban 30 sucres. Su primer muñeco se lo regaló su mamá y era Chewbacca.

Fuente

Diario “Extra” de Ecuador

La Mesa de Greedo

Noticias relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*