SW.com coloca grabaciones de la “Línea Telefónica del Imperio”

Craig Miller y George Lucas en 1980
Craig Miller y George Lucas en 1980

Estos aniversarios son ocasiones de recuerdo, y algunas veces también de descubrimiento. Esta anécdota probablemente es poco recordada, o incluso desconocida, ya que remite a una campaña hecha en los Estados Unidos por el año 1980. Craig Miller, el primer director de relaciones de fans de Lucasfilm, fue gestor de la idea de crear una línea telefónica del Imperio para poder escuchar anticipos pequeños acerca de lo que se vería en la secuela inmediata de Star Wars antes de su estreno.

Estos mensajes fueron grabados con las voces de los mismísimos miembros del elenco principal, quienes ponían la perspectiva de su respectivo personaje. La apertura fue anunciada en el boletín Bantha Tracks (el buzón original del Club de Fans de Star Wars) en la primavera de ese año, pocos meses antes del estreno de El Imperio Contraataca. Estas grabaciones fueron halladas por Miller, quien tenía en su poder una copia en cassette, al parecer el único registro existente. Lo interesante es que, a diferencia del anuncio en Bantha Tracks se mencionaba 4 mensajes, el cassette contenía cinco: los actores Mark Hamill (Luke Skywalker), Harrison Ford (Han Solo), Anthony Daniels (C-3PO), James Earl Jones (la voz de Darth Vader) y Carrie Fisher (la Princesa Leia Organa).

Craig Miller relató sus recuerdos acerca de esta campaña:

“A finales de 1979, a medida que el estreno de The Empire Strikes Back se acercaba rápidamente, se me ocurrió la idea de hacer una línea telefónica a la que la gente pudiera llamar por información sobre la película. Durante los primeros cinco meses de 1980, la gente podía llamar a un número especial 800 y escuchar mensajes de uno de los personajes de la película: Luke, Leia, Han, Darth Vader, o C-3PO”.

“Escribí los libretos para los cinco mensajes y, durante cada sesión de los actores para la película, grabamos sus mensajes (después de todo, iban a estar de todas formas en un estudio de grabación). Harrison había ya hecho su sesión para el tiempo que los guiones estaban listos por lo que él y yo nos reunimos para almorzar un día y luego volver a su casa donde un sonidista que contraté se encontró con nosotros y grabó su mensaje”.

Una manera interesante de obtener los tan queridos y odiados spoilers, en un tiempo en el que no existía la Internet, y naturalmente se caracterizaba por la mayor dificultad para obtener información.

“Esto fue antes de que el sistema de telefonía estuviera completamente computarizada. Por ese entonces, había mucho de equipamiento de cambio mecánico y prefijados específicos estaban limitados a áreas geográficas específicas. 521 estaba en Illinois, por lo que teníamos que colocar nuestras líneas telefónicas para responder las llamadas en ese Estado. Sólo promocionamos la línea telefónica en convenciones de Ciencia Ficción, a través de clubes, y especialmente publicaciones como “Starlog” llevaban la historia”.

“Pero a la primera semana que el sistema estuvo disponible, llamó tanta gente al número, que AT&T no podía manejarlo. Se había sobrecargado tanto, que el sistema no podía incluso manejar la generación de señales de ocupado para todas las llamadas. El sistema de 800 para Illinois colapsó y se apagó por muchas horas. AT&T insistió en que agregamos líneas telefónicas adicionales y presentáramos una nota de prensa asumiendo la culpa por ello. Qué lamento. Pobres de nosotros. Acordamos lanzar una nota de prensa a todos los medios diciendo que lamentábamos que los fans de Star Wars estuvieran tan ansiosos de obtener información de la secuela que no llegaría por cinco meses, que sus llamadas rebasaron a la compañía telefónica. Y podías llamar, ahora que incrementamos el número de las líneas telefónicas, y escuchar los mensajes [con el número]. La historia, por supuesto, fue cubierta en todos lados. No podíamos tener mejor publicidad”.

Puedes escuchar o descargar los cinco mensajes en la noticia de la página oficial.

La Mesa de Greedo

Noticias relacionadas

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*