The Clone Wars: Capítulo 1-22 Hostage Crisis

Resumen Comentario Datafiles Galeria
  • Temporada: 1
  • Capitulo: 22
  • Estreno: 20/03/2009
  • Guión: Eoghan Mahony
  • Dirección: Giancarlo Volpe

"Un secreto compartido genera confianza"


Resumen

Es un día típico en el distrito Senatorial de Coruscant, cuando de pronto un aero-deslizador aparece en los claros cielos cercanos al Senado, trayendo nada bueno para la paz del lugar. El transporte se estaciona en el ala este del edificio del Senado y sus avezados tripulantes descienden. A la cabeza de este grupo de maleantes se encuentra el famoso caza-recompensas Cad Bane, quien es acompañado por el pistolero Shahan Alama, un par de droides comando y un droide asesino IG-86. La Guardia Senatorial que vigila la entrada del Senado inmediatamente interviene al cazador ya que este ha roto los protocolos de seguridad ingresando a un área restringida. Sin embargo, el duros ni se inmuta afirmando que tiene negocios con el Senado y que le abran paso. De pronto se iniciaría un pandemonio.

tcw_s01e22_large_1

Desde una torre contigua, la cazadora Aurra Sing abre fuego contra los guardias acabando uno a uno con ellos, utilizando su rifle de francotirador. Por más que estos intentan cubrirse, son alcanzados por los precisos disparos de Aurra. Los pocos guardias empiezan a abrir fuego pero sin éxito alguno. Cad Bane ataca rápidamente al capitán y le quiebra su cuello. Los guardias caen uno a uno y la entrada para los cazadores queda libre. Un droide comando utilizando un emulador de voz, informa a la base de la Guardia que la trifulca había sido ocasionada por protestantes en contra de la guerra y que la situación estaba controlada. El equipo de Bane se completa cuando otro aero-deslizador trae a Aurra Sing, el experto en tecnología Robonino y dos droides asesinos IG-86 más. La fase dos del plan se iniciaría.

Mientras tanto, dentro de las instalaciones del domo del senado, en la oficina de la senadora Padmé Amidala, esta recibía la visita del Caballero Jedi Anakin Skywalker (su esposo). Anakin le proponía a Padmé tomarse un tiempo juntos fuera de sus deberes para con la República. Como señal de desprendimiento, el le entregó su sable de luz a Amidala para que lo cuidase por mientras. Padmé incrédula de las reales intenciones de Anakin, dejó el sable sobre su mesa.

Los cazadores avanzaban por los pasillos del Senado, abriéndose paso hasta el cuarto de control de poder, eliminando a cuanto guardia se interponiese en su camino. En un audaz movimiento, Bane logra eliminar a un contingente de comandos del Senado con un explosivo. Uno de los sobrevivientes es ultimado por un disparo de pistola de Aurra. Luego, los droides IG-86 abaten al comando que cuidaba el cuarto de control, y posteriormente a los droides de servicio que se encontraban en su interior. Una vez que llegaron al lugar, el especialista en tecnología, el pequeño Robonino comenzó su trabajo de sabotaje. El resto del equipo abandonó el lugar dejando al especialista trabajando, no había tiempo que perder.

tcw_s01e22_large_2

Mientras que por otro lado, en las oficinas de Amidala, un beso entre los esposos es interrumpido por la llegada intempestiva de Bail Organa y C-3PO al lugar. Anakin temeroso de ser descubierto, se ocultó detrás del escritorio de Amidala, mientras que ella ocultó el sable de luz que yacía sobre la mesa dentro de la manga de su vestido. Organa ha acudido donde Padmé, debido a que el Senador Philo ha convocado a una reunión de emergencia en el lobby, antes de que los Senadores voten a favor o en contra del Mejorado Impuesto de Invasión a la Privacidad. Es importante que Organa y Amidala alcen su voto en contra de la propuesta de Palpatine, por lo que era importante que ella acuda a la cita sin demora. Así pues Padmé se ve obligada a abandonar la oficina junto a Organa y con el sable de luz de Anakin oculto entre sus ropas.

Luego de que Cad Bane acabase con un grupo de comandos del senado en las barracas de la guardia, se dirigirían hasta el punto pactado, el lobby del ala este del Senado. Allí Padmé, Organa y un grupo de senadores se reunían para formar un bloque opositor a la última enmienda de Palpatine. Dentro de estos se encontraba el senador Gran, Philo, la senadora de Pantora, Riyo Chuchi; Onaconda Farr de Rodia, Jakker-Sun de Ithoria, Dantum Roohd y Zinn Paulness (además de ellos se encontraba un representante de Christophsis no identificado). De pronto, la conversación se vio interrumpida por la presencia de Cad Bane y su grupo de mercenarios. Los armados delincuentes rodearon a los representantes de la República apuntándolos con sus armas.

tcw_s01e22_large_3

El Senador Philo mostraría su disconformidad e intentó intimidar a Bane, retirándose del lugar sin hacerle caso. Cuando el Gran le dio la espalda a Cad, el cazador le dispararía al senador por la espalda acabando con su vida. Con una muestra de lo que eran capaces de hacer, Bane le ordenó a los demás senadores que permanecieran en el centro del atrio y entregaran sus pertenencias y dispositivos de comunicación. La fase dos estaba terminada. Ahora debían negociar. Lo que los cazadores deseaban era la liberación de Ziro el Hutt a cambio de la vida de los Senadores, por lo que debía negociar con Palpatine mismo.

Así fue entonces que el Senador Orn Free Taa, ingresó a la oficina del Canciller Supremo para abrir el sistema de comunicaciones de Palpatine y comunicarse con Cad Bane. Bane puso sus cartas sobre la mesa: el tenía controlada el ala este del senado y tenía a los senadores como rehenes. Si el Canciller deseaba que estos siguiesen con vida, Palpatine debía de firmar un indulto y remitirlo al Centro de Detención Judicial Central de la República. El Canciller estaba sumamente sorprendido por la astucia del cazador. Fue en aquel momento cuando Palpatine se disponía a contestar que Robonino completó su trabajo. Toda la energía del edificio del Senado fue desactivada y las puertas reforzadas de la oficina del Canciller selladas. Bane tenía la sartén por el mango.

Sin más que poder hacer, incomunicados y atrapados por los cazadores, Palpatine pensaba en una salida a su problema. Mientras tanto cuando Bane recogía los dispositivos de comunicación de los senadores, un extraño gesto de Amidala le haría notar la presencia de Anakin Skywalker, quien observaba los hechos desde unos balcones en un nivel superior. Cad Bane no tardó mucho en identificar quien era el “intruso” e inmediatamente abrió fuego contra este junto a los demás cazadores. Anakin sin embargo logró escabullirse y evitar ser alcanzado por el fuego enemigo. La distracción sin embargo fue positiva ya que Padmé aprovechó ello para ocultar el sable de luz de Anakin. Bane inmediatamente ordenaría a Shahan Alama y un droide asesino a perseguirlo.

tcw_s01e22_large_4

El Jedi desarmado y conciente de su desventaja, a pesar de sus habilidades, intentó ocultarse de los cazadores y establecer comunicación con Palpatine. Utilizando sus conocimientos tecnológicos, Anakin logró conectar su comlink a una consola con el propósito de comunicarse con Palpatine a través de una red local. Ante la situación de aislamiento, el Canciller recalca que Anakin es la única esperanza que tienen. La comunicación sería interrumpida por los cazadores, quienes a pesar de llegar casi a la ubicación de Skywalker, no lo detectaron. Anakin utilizó un truco mental de la Fuerza para hacer que Alama se apartaran para registrar otros pisos.

Ambos cazadores se separaron en su búsqueda para aumentar su campo de acción. Anakin siguió al droide y arremetió contra éste, forcejeando por el arma. Anakin intenta apuntar el rifle contra 3D, pero el droide logra doblar el cañón. Entonces, el Jedi lo empuja con la Fuerza contra la pared y lo termina con varios culatazos en un combate mano a mano. Shahan, quien se encontraba unos pisos arriba, oyó ruidos extraños e inmediatamente descendió a ver que sucedía. Cuando llegó a la escena del combate vio al droide incapacitado que yacía en el suelo, Alama sabía que Skywalker había sido el responsable de lo sucedido pero a su vez, notó que no existían cortes de sable de luz en el autómata. El astuto cazador dedujo entonces que el Jedi estaba desarmado.

Alama regresó rápidamente a comunicarle aquel hecho a Cad Bane, quien inmediatamente destacó a Aurra Sing para que acompañase a Shahan en la caza de Anakin. Justo cuando Anakin llegaba a la puerta del cuarto de control de poder, vio a Robonino quien salía de aquel lugar. El asustado mercenario se oculto nuevamente en el cuarto, mientras Anakin desde fuera pugnaba por maniatar las puertas de ingreso. Por otro lado, Bane negociaba con Palpatine y le daba las directivas para la operación de liberación de Ziro. El Canciller debía de firmar un indulto electrónico y entregárselo a Orn Free Taa quien utilizando su investidura de Senador lo llevaría hasta el centro de detención a bordo de un transporte provisto por Bane. Una vez que los rehenes fuesen liberados, los senadores seguirían el mismo destino.

tcw_s01e22_large_5

Mientras Anakin, seguía intentando entrar al cuarto de poder, Shahan Alama y Aurra Sing aparecerían ordenándose al Jedi que se rindiese. El testarudo Jedi utilizó la Fuerza para arrebatarle el arma al weequay quien en un acto coordinado se agachó para que Aurra con su rifle bláster y de un solo disparo le arrebatase el arma al Jedi. En ese momento el astuto Robonino aparecería tras las puertas y atacaría a Skywalker por la retaguardia con una pica eléctrica, dejando inconsciente al Jedi. Este fue esposado y llevado ante Cad Bane quien lo colocó junto a los demás rehenes, aún inconsciente.

Como parte del trato, el droide asesino Helios-3D, ingresaría a la oficina del Canciller Palpatine y recogería a Orn Free Taa quien llevaba consigo el indulto firmado. A bordo de un aero-deslizador con un compartimiento especialmente acondicionado para Ziro, se dirigieron hasta el centro de detención. Una vez allí, los soldados clones que vigilaban el lugar recibieron el disco a manos de Ziro y procedieron a la liberación del Hutt. 3D escoltó a Ziro hasta el transporte y abandonaron el lugar con rumbo al edificio del Senado, a pesar de los chillones quejidos del obeso alienígena.

Mientras tanto en el atrio del Senado, Alama y Robonino colocaban una serie de dispositivos electrónicos en el perímetro del lugar. Nuevamente Cad Bane se contactaría con Palpatine, asegurándole que le entregaba de vuelta a los Senadores y se retiraría. Antes de irse del lugar, estos dispositivos se activarían creando un campo de sensores láser alrededor de los de la República, de manera que si estos tocaban alguno de los rayos, una serie de explosivos detonarían automáticamente acabando con la vida de todos dentro de aquel radio.

tcw_s01e22_large_6

Cuando los cazadores abandonaban el edificio, un escuadrón de tropas clones de la Guardia de Coruscant arribarían a bordo de cañoneras LAAT/i. El Canciller sería asegurado e inmediatamente se comunicaría holográficamente con Cad Bane quien ni se inmutaba ante la presencia de los clones. Palpatine le ordenaría rendirse pero el cazador revelaría su as bajo la manga, el tenía un control automático sobre los explosivos colocados en el atrio, si no lo dejaban huir sin problemas el detonaría la carga y los Senadores morirían. Palpatine tuvo que acceder y Fox ordenó a sus hombres bajar sus armas. Así, los mercenarios abordaron su transporte y huyeron junto a Ziro, ante la impotente mirada de los de la República.

Justo cuando estos huían, Anakin reaccionó y tomó cuenta de la situación. Padmé le retornó su sable de luz el que utilizó para hacer un forado en el piso del atrio. Los senadores cayeron hasta un nivel inferior luego que el piso fuese cortado. A pesar del trato de Bane con Palpatine, el cazador activaría los explosivos (a modo de complacer a Ziro), pero estos explotarían justo luego que los Senadores ya habían escapado del lugar. Sin saber lo sucedido, Ziro felicitaría a Bane por el trabajo realizado; pero Bane no quería felicitaciones solo un buen pago por su trabajo.

Comentarios

Y llegamos al final de la primera temporada con un episodio realmente impresionante que supera en gran nivel (según mi criterio) a todos los episodios presentados previamente (aunque el Capítulo 15 – Trespass me dejó un buen sabor).

El aprisionamiento de Ziro el Hutt y su revelación como el culpable del secuestro del hijo de Jabba, marcaron el final de la película presentada ya hace un tiempo en las salas de cine. Para este fin de temporada nuevamente se retoma el hilo de esta historia pero de una manera superlativa, que en todo sentido supera lo antes mostrado. Los temas que se tocaron en la película animada sentaron precedentes para lo que fue el desarrollo de toda esta temporada, siendo Ahsoka Tano y su relación con Anakin Skywalker uno de los principales personajes en los arcos argumentales presentados. Ahora se retoma el tema de Ziro el Hutt pero esta vez utilizando un elemento que no se había utilizado en toda la temporada y que es un elemento característico de Star Wars: los cazarrecompensas.

tcw_s01e22_large_7

Y esta vez llevaron las cosas a otro nivel. Rescataron personajes presentados en la saga de los que vimos mucho en el UE como Aurra Sing; cogieron personajes de los episodios anteriores de la temporada, como el Comando Droide o el Droide Asesino IG-86; y crearon nuevos como Shahan Alama, Robonino y quizás el mayor acierto de toda esta serie animada: el mercenario Duros, Cad Bane, para formar un equipo de malhechores que quedará prendado en las retinas de muchos fans por un buen tiempo.

Cad Bane es un personaje muy diferente a todos los enemigos de la República presentados en la temporada previamente. No es aquel malhechor temeroso de enfrentarse a los Jedi abiertamente como Whorm Loathsom, Lok Durd o el demente Nuvo Vindi. Él está seguro de cada paso que da, es conciente de sus capacidades y tiene su propio código de ética que, digamos, está regido por los créditos que le paguen. Bane es un pistolero sacado de una película western evolucionado para el Universo Star Wars, un personaje como pocos que no veíamos hace ya un buen tiempo.

tcw_s01e22_large_8

Es anecdótico que uno reciba gratamente el ver como Bane le parte el cuello a un comando del senado sin titubear; o ver a Aurra Sing rematar a otro de estos en la cabeza. Este episodio es muy diferente a todos, está cargado de violencia y posee un corte dirigido a mi parecer a un público de mayor edad. Si este final de temporada es un adelanto de lo que se nos viene en la segunda temporada, me adelanto a decir que esta nueva temporada será genial.  Por primera vez en la serie vemos a un Anakin Skywalker sumamente vulnerable. El enfrentamiento con Shahan Alama y el droide asesino, es una parte de la historia que te tiene en constante tensión.

Otro punto a rescatar es que para el cierre de esta temporada cogieron personajes vistos a través de toda la temporada y los incluyeron. Así, podemos ver a la senadora de Pantora Riyo Chuchi o al Rodiano Onaconda Farr entre el grupo de senadores rehenes. Asimismo podemos observar a un Christophsiano dentro de estos. Nuevos personajes de gran trascendencia en el Universo Star Wars como Bail Organa son observados por primera vez en esta serie. Nos dieron finalmente lo que muchos solicitábamos, conocer mas de aquellos personajes que poco o nada sabíamos.

tcw_s01e22_large_9

Es poca la crítica a realizar a este episodio, la historia esta vez es consistente, está llena de acción, el nivel de violencia es alto para un episodio tipo y los nuevos personajes se ven muy bien diseñados. Creo que desde Boba Fett, no se nos presentaba un cazador como Bane, así que las expectativas son muy grandes para lo que se nos viene. Ahora sólo nos queda esperar el próximo alzamiento de los cazarrecompensas.

Datafiles


Galería

La Mesa de Greedo

2 comentarios

derto el

el capítulo es mi preferido ¡eronhabuena

grievous67 el

He visto todos los capitulos de clone wars solo me faltaba este que el dia despues de leerlo lo encontré por internet. Ahora ya he visto los 57 capitulos incluso el que salió ayer en cartoon network.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*