The Clone Wars: Capítulo 2-04 Senate Spy

Resumen Comentario Datafiles Galeria
  • Temporada: 2
  • Capitulo: 4
  • Estreno: 16/10/2009
  • Guión: Melinda Hsu
  • Dirección: Melinda Hsu

"El amor verdadero no debe ser puesto en duda"


Resumen

Tras una larga ausencia, Anakin Skywalker va a visitar a Padmé Amidala, en su apartamento en Coruscant. Anakin es recibido por C-3PO, pero éste pasa de largo, directo hacia su esposa, quien le indica al droide de protocolo que se retire. Anakin lleva consigo algo de comer, lo que hace preguntarse a Padmé de dónde lo consiguió. Anakin responde de forma despreocupada que lo obtuvo de un transporte de carga, debido a que su vehículo militar fue destruido. Y ya que el cargamento era destinado a un restaurante, recibió del capitán algo para que llevara a su casa. Padmé se siente conmovida al escuchar de su esposo que se siente en su hogar. A esto, Padmé agrega que el embajador de Naboo le dio un pan de 5 capullos, algo que solía cocinar en Naboo para ocasiones especiales. Es una ocasión especial, ya que pasarán la noche juntos.

En el Templo Jedi, los Maestros Yoda, Mace Windu, Obi-Wan Kenobi y Plo Koon discuten sobre la conexión entre el Clan Bancario InterGaláctico y los Separatistas. Esperan que investigando al Senador Rush Clovis de la delegación Bancaria podría proveer a los Jedi las pruebas que necesitan para exponer la traición, pero la Senadora Amidala se ha rehusado a participar en espiar a su colega. Mace Windu y Yoda le piden a Obi-Wan Kenobi que convoque a Anakin, pero Kenobi no ha podido localizarlo. Anakin ha estado intentando ignorarlo toda la noche, pero siente que no puede seguir evadiéndolo, ya que eventualmente tratará de ubicarlo, por lo que tiene que acudir a su deber. Padmé se siente decepcionada, pero Anakin sostiene que el deber está primero, especialmente en tiempos de guerra.

De vuelta en el Templo Jedi, Mace, Obi-Wan y Yoda observan una grabación de seguridad de Rush Clovis con el representante en el Senado de la Federación de Comercio, Lott Dod. Anakin llega a la reunion y se disculpa por la demora. Mace explica que sospechan que el Senador de Scipio está conspirando con los Separatistas y que deben averiguar qué está ocurriendo. Anakin pregunta si desean que lo interrogue, pero Yoda responde de forma negativa, pues no deben aproximarse a Clovis como si fuera un criminal, y Obi-Wan teme que de no ser cautelosos podrían causar mayores complicaciones. De exponerlo y provocarlo, podría darse que nunca descubran tras qué está, por lo que tienen que abordarlo de una forma que sea inadvertida para él. Mace sugiere que esa persona no debe ser un Jedi y que logre acercarse lo suficiente a él, un colega del Senado. Yoda le dice que necesitan que la Senadora Amidala espíe a Clovis. Anakin se niega y allude que debería ser otra persona, alguien más calificado; pero Windu responde que habían la escogido a ella porque trabajó el mismo año con él en un comité y pues habían sido buenos “amigos”. Anakin responde que no tenía conocimiento de esto, lo cual llama la atención de los Maestros, quienes se cuestionan por qué habría él de conocer asuntos privados de la Senadora; a lo cual responde esquivamente que simplemente se extraña de que ella fuera amiga de alguien que tiene contacto con el Clan Bancario. Anteriormente, Yoda ya le había pedido a Amidala que vigilara al Senador, y esperan que, como tiene confianza con Skywalker, pueda convencerla a aceptar.

Anakin encuentra a Padmé en los corredores del Senado Galáctico, quien se sorprende que haya encontrado tiempo para ella. Aún se encuentra disgustada por lo de la noche anterior, a pesar de sus palabras. De todas formas, Anakin le pregunta por sus asuntos con el Senador Clovis, por lo que Padmé asume que su presencia se debe sólo a asuntos Jedi y le reitera que ya se había rehusado a aceptar la proposición del Maestro Yoda de espiar a un colega y amigo. Esto despierta celos en Anakin, quien se pregunta por el tipo de relación. Padmé responde con poco ánimo ante los celos de Skywalker, y afirma que el tiempo que conoció a Clovis fue anterior a la relación entre ellos dos era. Ambos entran a la cámara del Senado y suben a una plataforma. Anakin aduce que sólo quiere darse una idea del perfil de aquel a quien va a espiar. Padmé se extraña de que, contrario a lo que suponía, Anakin no esté tratando de convencerla para aceptar la misión para los Jedi.

Él considera que no es una labor para la cual ella está  preparada, y que difiere con la opinión del Consejo, sobre todo si es que Clovis está implicado con los Separatistas. Padmé se sorprende de saber de la conexión de Clovis con la Confederación, algo que Yoda no le había mencionado. Esto cambia su impresión y está determinada a que alguien debe llegar a la verdad. Pero Anakin insiste en que ese alguien no puede ser ella, a pesar de que han pasado por situaciones peligrosas. Padmé le recrimina que ambos arriesgan sus  vidas constantemente, y que nunca le impide hacer su labor. Él trata de justificarse sosteniendo que está entrenado para esas situaciones, muy diferente a espiar a alguien, por lo que no le permitirá hacerlo. Padmé se empecina en su decisión personal y que se ha convencido de averiguar en qué está implicado Clovis a pesar de que Anakin se lo prohíbe. Padmé le increpa afirmando como él que el deber está primero, especialmente en tiempos de guerra.

Dentro de la cámara del Consejo Jedi, Padmé, acompañada de Anakin, les explica a los Maestros Jedi su strategia para espiar a Clovis. Lo primero que requiere es acercarse nuevamente a él, pues habían perdido el contacto desde hacía mucho tiempo. Anakin se extraña de lo que quiere decir, a lo que Padmé responde que se debía a que antes habían sido muy cercanos. Fue decisión de ella colocar las cosas sólo en el plano profesional, cosa que el Senador no lo tomó a bien. Windu se pregunta si será capaz de volver a ganar su confianza, a lo que Anakin responde que teme por su seguridad al ser Clovis un hombre peligroso. Pero Padmé está dispuesta a corer los riesgos y que puede recuperar su confianza. Obi-Wan reitera que mientras antes mejor, pues debe acercarse lo más posible para poder vigilarlo mejor. Padmé asegura que hará lo necesario para cumplir su misión; mientras que Anakin, asumiendo el rol de guardaespalda, hará lo suyo para cuidarla.

En un recinto del Senado, Padmé y Clovis tienen una cena. Padmé le agradece el haberse reunido con ella, ya que se sentía sola y necesitaba su compañía. Rush le dice que estaría dispuesto a acompañarla cuando regrese de un viaje a Cato Neimoidia para cobrar una deuda a los agentes de la Federación de Comercio. Padmé menciona también los problemas que sostiene con la organización en la obtención de concesiones comerciales, por lo que Clovis le ofrece viajar juntos al planeta de los Neimodianos para tratar sus asuntos confiando en sus influencias diplomáticas y en el apoyo que él tiene del Clan Bancario. Padmé se pregunta si es por razones políticas o personales, a lo que Clovis responde ambas, aunque de preferencia su amistad. Clovis espera que sea mejor que los viejos tiempos.

El siguiente día, el Senador llega a la plataforma donde se hacen los preparativos para el skiff estelar Naboo. Clovis se impresiona por el atuendo de Padmé y la saluda afectuosamente, lo cual irrita a Anakin, disfrazado de piloto Naboo. También se encuentran el Capitán Gregar Typho, C-3PO y R2-D2. Para evitar que Clovis se siente junto a Padmé, Anakin rompe uno de los soportes del asiento contiguo. Luego, entra a la cabina donde Typho le indica que pueden despegar. Cuando ve que Clovis está demasiado cerca de su esposa, Skywalker voltea la nave para alejar al Senador y colocarlo en su asiento para frustrar sus intentos.

Posteriormente, el skiff llega a su destino y sobrevuela las ciudades puente de Capara Neimoidia. Ambos Senadores son recibidos por el Senador Lott Dod, quien se sorprende de la inesperada presencia de Amidala. Padmé se disculpa por no anunciar su llegada y espera que puedan tener nuevas oportunidades de dialogar, pues confía en las segundas oportunidades, hacinedo una indirecta a su acompañante. Luego, Dod los lleva al interior de su lujoso edificio. Las droides sirvientes llevan su equipaje a sus habitaciones, mientras él se retira con Clovis para tratar en privado algunos asuntos.

En la biblioteca, Clovis y Dod observan un holograma mientras conversan sobre los beneficios que obtendrán en una nueva inversión con el Clan Bancario Intergaláctico para el esfuerzo de guerra Separatista con la creación de una nueva fábrica de droides. Sin embargo, Dod teme por la posibilidad de que la República se entere de su existencia y cuestiona la razón por la que Clovis llevó a la Senadora Amidala. El fabricante de armas Geonosiano, Poggle el Menor, entra en la conversación, y Dod concuerda con él que deberían tener un mayor porcentaje de las ganancias debido al riesgo que están corriendo, pero Clovis no accede y lo amenaza. Dod responde a su desafío sosteniendo que no puede amenazarlo en su propio planeta, pero el Senador Scipiano le dice que esa situación ya no se da, al haber transferido sus posesiones al Clan Bancario. Pronto, se percatan de que Padmé se acerca e interrumpen la discusión. Padmé aduce que se sentía sola, y Clovis le dice que la acompañará posteriormente y que la llevará a su cuarto para que se vista para la cena. Poggle sale de las sombras y expresa su disconformidad con la situación de tener que lidiar con Clovis. Entonces, Dod sugiere la idea de atacar su debilidad y aprovecharse del afecto entre Clovis y Amidala. Supone que si envenenan a Amidala, podrán doblegar al Senador a que accede a sus demandas.

Afuera del edificio, Anakin hace algunos arreglos. R2 le expresa su preocupación, pero Anakin le responde que no tiene hambre. Se encuentra ansioso, pues espera que Padmé lo contacte pronto, pues es señal para que pueda ingresar en caso de algún suceso. Clovis toma una bebida en el salón principal cuando Padmé aparece bajando las escaleras en un glamoroso vestido. El Senador Dod aparece ante Clovis y Amidala y les ofrece a compartir un brindis. Después de beber un sorbo, Dod roza su dedo en el borde de vaso para aplicar el veneno que será ingerido por Padmé.  Luego, los invita a ir a la cena, donde los invitados están ansiosos de conocer a la Senadora.

Después de la cena, Padmé comienza a sentirse debilitada. C-3PO sugiere que regresen a su habitación para descansar, pero Clovis le ofrece un paseo por el palacio. Padmé accede a acompañarlo y 3PO es ordenado a retirarse. El droide regresa al cuarto lamentándose de que sus servicios no son requeridos. Allí, Anakin le pregunta por qué no está con Padmé, a lo que el droide le dice que, a pesar de sus advertencias, Padmé fue sola con Clovis, lo que hace preocupar más a Anakin.

En la biblioteca del palacio, Clovis le comenta a Padmé de las ansias que tiene de que empiece pronto los negocios que ha estado tratando. Pero Amidala siente una repentina sed y un dolor de cabeza, y le pide un vaso de agua para desviar su atención. Clovis asume que debe tratarse del cambio de clima y decide buscarle algo de beber. Mientras no está, Padmé se acerca al proyector de holograma e pero requiere de una contraseña para acceder a la información. Después de hacer varios intentos fallidos, Padmé atina al suponer que se trataba de su nombre. Se trata de coordenadas tácticas de una enorme fábrica de droides Geonosiana del Conde Dooku, lo cual demuestra la implicancia de Clovis con el Clan Bancario. Padmé coloca un disco para extraer la información y poder mostrarla al Consejo Jedi; y luego contacta a Anakin para que acuda a donde ella. Por otra parte, Anakin entra al skiff, le confía a R2 el disco y le dice que vaya preparando la nave para despegar. El Consejo Jedi debe ver esa información a toda costa; por lo que le ordena que, de no volver en 5 minutos, debe partir sin ellos.

Clovis regresa con una bebida, y Padmé esconde el disco detrás de su espalda. Con una  mano recibe el vaso y lo bebe, aduciendo que debía sentirse sedienta. Clovis le pide que le de su mano. Para evitar ser descubierta, se arroja a él y lo abraza. Anakin llega en ese momento, pero permanece en silencio. Mientras Padmé trata de encubrirse como una muestra de afecto, lanza el disco al suelo, el cual es recogido por Anakin usando la Fuerza. Clovis asume que efectivamente Padmé está declarándole sus sentimientos hacia él, pero en ese momento, ella desfallece.

Clovis confronta a Lott Dod, pues sabe que tiene los síntomas de envenenamiento y teme por su vida. Dod insiste que entre en razón y le revela que Amidala es una espía de la República, pero Clovis se rehusa a creerlo. Clovis va a la biblioteca y ve el bolso de Padmé sobre el proyector. Sin embargo, no encuentra información desplegada, lo que confirma la verdad de lo que Dod le había revelado. Luego, regresa al dormitorio y le replica a Padmé por su traición a su amistad; a lo que ella responde que su lealtad va para la República, y que no puede creer que haya actuado contra ésta. Le dice que la información está de camino al Senado. En ese momento, Anakin llega y le ordena a Clovis alejarse de Padmé. Anakin quiere llevarla a Coruscant, pero no hay tiempo. Clovis sabe que Dod la ha envenenado y que debe tener el antídoto; y ofrece conseguirlo a cambio del disco de holograma. Anakin lo rechaza, pues prefiere “negociar” lo que necesita directamente con el Neimoidiano.

Clovis teme por lo que pueda pasara él, pero su preocupación por Padmé es mayor y decide ayudarlos a llegar a la nave. Sin embargo, son interceptados por Lott Dod. Clovis intenta engañarlo aduciendo que deben llevar a Amidala de regreso a Coruscant para atenderla mejor, pero Dod no quiere que salgan del planeta. Entonces, Clovis saca su pistola blaster y a punta de pistola le exige al Neimodiano el antidoto. Dod accede a dárselo, y Anakin lleva a Padmé de vuelta a la nave. Clovis le pide de vuelta a Anakin el disco, pero el Jedi se niega sin chistar, aduciendo que confía en su capacidad de supervivencia para salir de esa situación. A medida que el skiff estelar Naboo despega, Anakin le administra el antidoto a Padmé. Su misión fue un éxito: con la evidencia holográfica, los Jedi ya pueden actuar contra la nueva fundidora de droides. Pero Padmé se lamenta de haber hecho dudar a Anakin de ella, pero él le dice que no hay ninguna duda.

Clovis teme por lo que pueda pasara él, pero su preocupación por Padmé es mayor y decide ayudarlos a llegar a la nave. Sin embargo, son interceptados por Lott Dod. Clovis intenta engañarlo aduciendo que deben llevar a Amidala de regreso a Coruscant para atenderla mejor, pero Dod no quiere que salgan del planeta. Entonces, Clovis saca su pistola blaster y a punta de pistola le exige al Neimodiano el antidoto. Dod accede a dárselo, y Anakin lleva a Padmé de vuelta a la nave. Clovis le pide de vuelta a Anakin el disco, pero el Jedi se niega sin chistar, aduciendo que confía en su capacidad de supervivencia para salir de esa situación. A medida que el skiff estelar Naboo despega, Anakin le administra el antidoto a Padmé. Su misión fue un éxito: con la evidencia holográfica, los Jedi ya pueden actuar contra la nueva fundidora de droides. Pero Padmé se lamenta de haber hecho dudar a Anakin de ella, pero él le dice que no hay ninguna duda. Por su parte, Clovis es confrontado por un disgustado Lott Dod, Poggle y un escuadrón de droides de batalla, sin saber qué es lo que le espera.

Comentario

Otro episodio más de The Clone Wars, pero esta vez con un aire diferente a todo lo anteriormente visto en la serie. Esta vez nos muestran un capítulo sin sable de luz alguno activado; sin ningún blaster disparado o sin explosión alguna. De primera impresión, parece algo paradójico para una serie llamada The Clone Wars, pero con el desarrollo de este capítulo se puede establecer que éste marca un hito en lo que respecta a la trama de esta serie; sin desmerecer su calidad y delimitando el panorama adecuado para un arco argumental venidero de largo aliento, donde si nos hastiaremos de ver acción a borbotones.

La historia de por sí es interesante, el Concilio Jedi esta vez utiliza a Amidala como señuelo para descubrir a un infiltrado Separatista dentro del Senado Galáctico. A pesar de los preceptos Jedi, se ve que estos toman decisiones propias de una guerra, comprometiendo a personas que no deberían involucrarse en misiones de tal índole. El devenir de la Guerra, ha cambiado la forma de pensar de los Jedi, quienes tienen que tomar otra postura frente a las impetuosas y despiadadas acciones Separatistas. Lo único que me causa cierta frustración con respecto a los Jedi en este episodio, es el no poder ver aún una reunión del Concilio Jedi en pleno. Esto nos daría una pista para poder ubicarnos en la línea temporal y poder saber a ciencia cierta, en que fechas aproximadas se viene desarrollando toda esta historia. Quizás por eso no lo hacen aún (me late que algo de responsabilidad debe de tener la presencia de Chee como colaborador).

Este capítulo sí nos muestra una vez más una gran cantidad de Senadores y mandos políticos. Esta vez se rescata de las películas al Neimoidiano Lott Dod, un importante elemento dentro de la estructura de la Federación de Comercio; y al archiduque Poggle el Menor, gestor de la fábrica de droides de Geonosis, quien repite el plato en sus responsabilidades para con la CIS. El nuevo personaje introducido, Rush Clovis, no es del todo de mi agrado, pero finalmente cumple su función dentro de la trama como el elemento necesario para que los planes Separatistas sean descubiertos.

Con respecto a lo negativo, nuevamente he de recalcar, mi satisfacción por incluir elementos mostrados en el UE, tanto como en las películas en esta serie; pero hay elementos que se hacen repetitivos al punto de causarnos ciertas dudas. Nuevamente los mismos Senadores mostrados en el Capítulo 22 – Hostage Crisis son mostrados nuevamente en este episodio durante la cena de Amidala con Clovis en un restaurante. ¿Es que siempre están juntos todos ellos sin nadie más? Cameos de Riyo Chuchi, Jar Jar Binks, Onaconda Farr y una serie de personajes del Senado más se presentan como una constante dentro de los episodios de TCW. El Senador de Ryloth, Orn Free Taa, también aparece cenando tras Clovis. Asimismo, aparece un Pantorano de espaldas que parece Chi Cho, pero no se puede confirmar ello. De ser así, estos hechos serían previos al Capítulo 15 – Trespass y a su vez previos a que Anakin se le asigne una Padawan. Petición: ¿pueden poner otros senadores? Por favor.

Lo positivo, creo, es el gran detalle de exteriores que han logrado los artistas en esta serie. Un espectacular realismo se muestra al presentar los exteriores del Senado y las locaciones de Cato Neimoidia. Creo que el nivel de animación alcanzado en esta segunda temporada es superlativo y si esta tendencia sigue, esta serie puede marcar un hito dentro de la historia de la animación (como que ya lo está haciendo).

El caso de Cato Neimoidia, creo que es un tema aparte. Cato Neimoidia fue uno de los planetas menos mostrados en el Episodio III, pero que tuvo gran desarrollo en la novela que marcó los hechos previos a la película llamada El Laberinto del Mal. Es positivo que poco a poco nos vayan mostrando más de estos planetas; primero Felucia en el primer episodio; luego Mustafar; y ahora Cato Neimoidia. ¿Se nos viene Mygeeto o Kashyyyk (por la fama de cazador de Wookiees de Bossk, quien ya ha sido confirmado en la serie, puede que sea). La opulencia mostrada en la serie va acorde con lo descrito en la novela, grandes galerías de estilo clásico, inmensos torreones y signos de excesiva riqueza son el marco sobre el cual se desarrolla el Palacio de Dod.  Cabe recalcar como hecho anecdótico que las sillas de los Neimoidianos durante la cena ofrecida por Dod, tienen patas similares a las patas articuladas de la silla mecánica, hecho que nos hace recordar a la famosa mecano-silla; tema central de El Laberinto del Mal y elemento por el cual Darth Sidious casi es descubierto previo al estallido de la Batalla de Coruscant.

Quizás este capítulo no nos muestra mucha acción, pero si nos muestra una serie de cosas positivas y elementos desarrollados para aplaudir. Una historia más, de corte político y sentimental (quizás lo que más se asemeje es Trespass, pero en este sí hubo gran acción). En comentarios en la web sobre este episodio encontré que muchos le encontraban gran similitud con la película de Alfred Hitchcock llamada “Notorious”. No puedo aseverarlo aún, pero es una apreciación que no quería dejar de mencionar. Un episodio sin mucha acción pero sólido, que nos lleva a una gran revelación y nos llevará nuevamente a retroceder en la historia pero esta vez con ambos bandos preparados para una guerra en gran escala.

Datafiles


Galería

La Mesa de Greedo

2 comentarios

derto el

El capítulo me gustó mucho

derto el

Se que es muy tarde para decir esto pero el pantorano no podía ser Chi Cho ya que murió en la primera temporada

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*