The Clone Wars: Capítulo 2-05 Landing at Point Rain

Resumen Comentario Datafiles Galeria
  • Temporada: 2
  • Capitulo: 5
  • Estreno: 04/11/2009
  • Guión: Brian Larsen
  • Dirección: Brian Kalin O'Connell

"Confía en tí mismo o nadie más lo hará"


Resumen

La guerra se encuentra en un punto crítico. La flota Republicana se encuentra dispersa en diferentes puntos de la galaxia intentando enfrentar a la Armada Separatista conducida por el General Grievous. Al estar dispersos los esfuerzos de los Jedi y las tropas clones, los planetas que habían estado asegurados se han alzado nuevamente contra la República. En Geonosis, el líder Separatista Poogle el Menor ha reiniciado las labores en las fundiciones de droides de su mundo, para producir miles de droides de batalla y armas para el esfuerzo de guerra Separatista. Esto pone en riesgo el balance de la guerra y a las ampliamente superadas tropas clones.

Una enorme fuerza de operaciones de la República se aproxima a Geonosis para lanzar una masiva invasión a este mundo e inhabilitar sus fábricas de droides definitivamente. En el puente de un Destructor Estelar Clase-Venator, los Maestros Jedi Obi-Wan Kenobi y Ki-Adi-Mundi no pueden creer que estén nuevamente en el lugar donde todo el conflicto empezó. Ki-Adi agrega que han subestimado la defensa de los nativos, sumado a la consideración de Kenobi sobre su lealtad al Conde Dooku. Anakin Skywalker y su Padawan Ahsoka Tano entran al puente. Acaban de regresar de un enfrentamiento cerca de Dorin, donde el escuadrón de Anakin hizo 76 bajas, mientras que el de Ahsoka sólo hizo 55. Obi-Wan se impresiona por la ligereza con la que se toman esa “competición sana”; y se preocupa del transcurso que llev a la guerra sin un final aparente. Es por eso que es crucial que triunfen en Geonosis. Anakin le indica a Ahsoka que contacte al Alto Mando, el cual ya está esperándolos.

Los Jedi se reúnen en el cuarto del Puente via holograma con Yoda, Mace Windu, el Canciller Palpatine, y Luminara Unduli. Kenobi informa que sus naves ya están en posición para iniciar. Aparentemente, Poggle se encuentra en el interior de la fábrica principal de droides, la cual se encuentra protegida por un generador de escudo. Skywalker, Ki-Adi-Mundi y Kenobi intentarán un aproximamiento por tres vías para pasar por las líneas defensivas Geonosianas y preparar un área de aterrizaje a cierta distancia del escudo. Una vez que hayan aterrizado, su misión será destruir el generador. El Canciller expresa su preocupación de que tres Maestros Jedi estén derivados a una campaña. Yoda responde que es importante asegurar la captura de Poggle para evitar otro alzamiento de los Geonosianos. Palpatine accede a dejar el asunto de la estrategia a los combatientes y Mace Windu les desea éxito en su campaña.

Con la luz verde para empezar, los Jedi continúan el resumen de la misión con los Comandantes Clones Cody y Jet, y el Capitán Rex. Kenobi le da las coordenadas del ataque a Cody, quien continúa con la explicación del desarrollo de la batalla. Lo difícil será pasar la zona cercana a las defensas Separatistas. Las fuerzas del General Ki-Adi-Mundi y Jet tomarán el asalto por el norte; Kenobi y Cody irán por el centro; mientras que Skywalker y Rex pasarán por las defensas de la zona sur. Luego, las tres fuerzas se reunirán en la zona de aterrizaje a las 0700 horas, y establecerán un perímetro defensivo como área de preparación para el siguiente paso. En caso de que las tres fuerzas no lleguen al punto de reunión, deberán aguantar en sus posiciones hasta que logren juntarse en el área de preparación.

Ahsoka se preocupa por las fortificaciones Geonosianas, particularmente por un muro gigantesco con emplazamientos de armas. Pero Anakin se encuentra menos que preocupado; ya que espera que su aproximamiento no los lleve cerca de esa pared. Obi-Wan se pregunta por el entusiasmo que había visto anteriormente. Anakin le responde que sólo se preocupe por llegar en una sola pieza a la zona de aterrizaje; mientras que Kenobi le agrega que esperará hasta el momento que finalmente llegue. La desafiante conversación es interrumpida por la Maestra Unduli, quien les recuerda que tienen una campaña que iniciar. Kenobi concuerda y le ordena a Cody preparar las naves cañoneras en el hangar.

Varios cazas estelares Y-wing salen de los hangares de los cruceros que sobrevuelan Geonosis. En el camino, Cody le responde a Obi-Wan que no participó en la primera campaña en Geonosis. Éste afirma que no se perdió de mucho, sólo el hecho de que estuvo esposado a un pilar y enfrentado a bestias hambrientas. Esto le suena a entretenimiento, aunque en ese caso sería para los Geonosianos. Inmediatamente, las cañoneras LAAT/i Y LAAT/c de Kenobi despegan de la bahía ventral. Los emplazamientos defensivos Geonosianos abren fuego sobre la flota de naves que se aproxima. Las naves son recibidas con un intenso fuego blaster y disparos de armas sónicas, y varias son derribadas por el intenso fuego antiaéreo. Varios vuelos de cazas Geonosianos arremeten contra las fuerzas Republicanas, mientras escuadrones de Y-wings proveen apoyo bombardeando las defensas enemigas.

La siguiente en partir es la fuerza de ataque de Anakin. La fuerza de Kenobi ya está en camino, por lo que tendrán que alcanzarla. Por su parte, Ki-Adi-Mundi se dispone a partir. El Almirante Wullf Yularen le desea suerte, a lo que el Jedi responde que no existe tal cosa. Las tropas clones intentan responder a los ataques enemigos. La cañonera de Anakin es impactada y derribada. En su nave, Ki-Adi se sorprende de lo intenso del fuego antiaéreo. Jet escucha por su comlink cómo la nave de Skywalker va cayendo a tierra hasta que pierde contacto. Anakin y su equipo sobreviven al aterrizaje forzoso y salen de los escombros para salir a la pelea. En el campo de batalla son enfrentados por soldados Geonosianos y blaster de repetición. Ante el retroceso de los enemigos, Ahsoka insta a los clones a avanzar.

Por su parte, el General Mundi ordena a las tropas aterrizar, pero su nave es también impactada y derribada. Jet se comunica a Cody y le indica que aterrice a sus fuerzas. El Comandante le ordena al piloto iniciar la secuencia de aterrizaje, con lo que las naves tocan tierra y despliegan a los caminantes AT-TE. Luego le dice al General Kenobi que la zona de aterrizaje está muy roja y que se mantenga lejos; pero no tiene a dónde más ir. Cazas Geonosianos persiguen su cañonera y caen a tierra.

En la zona de impacto, las fuerzas de Ki-Adi se encuentran diezmadas. El Comandante Jet le informa que han sido muy golpeados; y que la fuerza de Kenobi es la única que llegó a la zona de aterrizaje, pero que el General fue derribado. Skywalker ha perdido todos sus blindados y sus fuerzas se encuentran peleando en tierra para llegar a donde Kenobi. Las tropas de Mundi intentarán avanzar con los caminantes y encontrarse con las de Skywalker en camino a la zona de aterrizaje.

Anakin y sus hombres están acorralados por las fuerzas Geonosianas. Rex ha sido informado por Cody de que Kenobi no podrá a poyarlos pues ha sido derribado, lo cual causa frustración por parte de Skywalker, quien se queja de no contar con Obi-Wan cuando lo necesita. Ahsoka se preocupa por Obi-Wan, pero Anakin insiste en que deben estar enfocados, y que van a avanzar sobre las posiciones enemigas. Debe mantener su mente en el momento si esperan ayudar en la batalla.

En la zona de aterrizaje, los caminantes y las cañoneras están despegadas en una formación defensiva, intentando repeler los ataques enemigos. Con sus macrobinoculares, observa lo que parece ser la nave de Kenobi a 5 kilómetros, por lo que le ordena a los soldados Waxer y Boil ir para buscar sobrevivientes. Entonces, los dos corren por el campo de batalla hasta llegar a la nave derribada. Al llegar abren la nave y se encuentran con que sólo Obi-Wan y Trapper están con vida. Al ver que los soldados han logrado llegar a donde Kenobi, Cody le ordena al AT-336 disparar hacia 0.35 y cubrir al General. Kenobi y los soldados intentan llegar al perímetro defensivo, perseguidos por tanques AAT y Geonosianos sobre speeders. Kenobi logra reunirse con Cody y le pide un informe de la situación. Dos Generales Jedi han sido derribados lejos de su posición y están rodeados por muchos Geonosianos. Deben esperar su llegada antes de iniciar cualquier ataque. Kenobi espera que Skywalker y Mundi lleguen a su ubicación, por lo que deben defender su posición hasta que logren llegar.

La fuerza de caminantes de Ki-Adi sigue moviéndose. Mundi usa su sable de luz para cortar obstáculos terrestres para que los AT-TEs puedan avanzar. En el aire, la lucha continúa con escuadrones de cazas peleando cerca de los cruceros. El Almirante Yularen le dice al Comandante Jet que no puede enviar apoyo aéreo pues eso implica desviar recursos de la invasión en el planeta, por lo que sólo pueden esperar a reunirse con Skywalker. Yularen ordena ubicar todo caza disponible y pregunta por la posición de Skywalker. Éste se encuentra cerca de la barrera este, que en realidad es una fortaleza.

Por su parte, las fuerzas de Anakin llegan al muro gigante que bloquea el paso por el cañón. Inmediatamente, droides de batalla abren fuego sobre ellos. Los Jedi y los clones buscan cubrirse de los disparos blaster. Ahsoka se jacta de que es otro lío en el que los ha metido. Anakin se exculpa aduciendo que Ahsoka debía ver los holomapas. La Padawan le recuerda cuando se refirió a la grande y enorme pared que él desestimó al decir que no estarían cerca de ésta. Entonces, su Maestro le indica que se prepare para escalar.

Mientras tanto, Jet le informa al General Mundi que han dividido sus fuerzas, dejando a algunos hombres a proteger los caminantes que recorren una ruta más larga; mientras ellos exploran un camino por una cueva. El Jedi y sus tropas entran en la silenciosa caverna. Ki-Adi no está seguro si es el más corto, sólo puede confiar en sus instintos. En el interior, repentinamente, son atacados por Geonosianos voladores. Los clones intentan destruir a sus atacantes y continúan presionando hacia adelante.

En la barricada, Anakin y Ahsoka cargan sus maletas con detonadores térmicos. Debido al intenso fuego de blaster, los dos Jedi subieran por el risco mientras los clones los cubren. Usando lanzadores de cables, Anakin y Ahsoka escalan el acantilado. Por mientras, Ki-Adi y sus hombres siguen abriéndose paso por los enjambres de guardianes Geonosianos. De vuelta en el muro, los droides de batalla disparan contra los Jedi, quienes deflectan los disparos. Anakin le pregunta a Ahsoka cuántos droides ha destruido. Ella le dice que lleva 25, a lo que le responde que se está quedando atrás. Luego, se lanzan a la cima del muro, donde los droides de batalla avanzan hacia ellos. Rex se percata de que los Jedi ya están en la pared y ordena concentrar el fuego sobre los droides en la cima. Por otro lado, los Geonosianos atacan la zona de aterrizaje y las fuerzas de Cody, que intentan repeler a las fuerzas enemigas, son golpeadas fuertemente.

En la barricada, los clones siguen luchando bajo el fuerte fuego de los cañones automáticos. Una vez que los droides han sido destruidos, Anakin le indica a Ahsoka que busque una escotilla. De repente, una compuerta se abre, pero para su mala suerte un droideka emerge de ésta y dispara contra los Jedi. Para poner las cosas peor, otro droide destructor aparece detrás de ellos y los acorralan espalda con espalda. En ese momento, Rex se escabulle por detrás del segundo droide atravesando su escudo y le dispara en la cabeza. Los disparos descontrolados del droide golpean al otro droideka, lo que le da la oportunidad a Anakin para lanzarse y atravesar su escudo para cortarlo con su sable. Un droide de batalla B1 se asoma por la escotilla para ver si ya han acabado con los enemigos, pero para su decepción, los otros droides han fallado. Anakin le arroja la maleta y con la Fuerza lo tira al suelo. Ahsoka hace levitar a Rex y lo arroja del muro; para luego saltar dejando detrás de ellos una enorme explosión. Usando la Fuerza, logran aterrizar a salvo y detener la caída de Rex, quien se choca con el suelo. Con la barrera destruida, pueden continuar su camino hasta el punto de reunión. Rex sugiere que para la siguiente ocasión sólo le indiquen que salto, opción en la que Anakin no encuentra diversión.

Ki-Adi-Mundi y sus hombres siguen avanzando contra la resistencia Geonosiana. Al estar cerca de la salida, el General ordena usar lanzallamas. Los Geonosianos quemados son vistos por Skywalker y Ahsoka, quienes acaban de llegar a la posición de Mundi. Ahora que se han vuelto a reunir, la zona de aterrizaje está a la vista, por lo que deben apurarse para ayudar en la batalla. Skywalker contacta al Almirante Yularen solicitando apoyo aéreo. Afortunadamente, Yularen ha logrado enviar un escuadrón de cazas a ayudarlos.

En el punto de reunión, el ataque Separatista hace retroceder a los clones al centro de la formación. Incluso Kenobi se alista para preparer su sable para lo que parece el final. Para alivio de ellos, bombarderos Y-wing llegan y destruyen a las fuerzas enemigas. Luego, Anakin, Ahsoka y Ki-Adi-Mundi se reunen con Kenobi.

Ahora corresponde la última fase de la operación, que consiste en eliminar el generador del escudo. Con las tres fuerzas combinadas. Anakin y Ahsoka llevarán la carga de avanzada con un contingente y se acercarán lo suficiente como para intervenir en la artillería enemiga y evitar que pueda apuntar a los caminantes. Una vez que los blindados destruyan el generador, el Maestro Ki-Adi entrará con el resto de las tropas y las naves cañoneras.

Con las tropas en posición, el Maestro Cereano da luz verde para que Skywalker inicie su ataque. Anakin y sus tropas se lanzan a la carga disparando a los Geonosianos hasta llegar a la base de un pilar lleno de blasters de repetición y cañones pesados. Entonces, lanzan atontadores de droides para inhabilitar sus piezas de artillería temporalmente. Esto da pie a que los AT-TEs pasen a través del escudo. Con la concentración de su fuego, los caminantes de Cody logran destruir las estaciones de artillería y el generador. Con el escudo inhabilitado, las naves cañoneras logran aterrizar las tropas. Al verse rebasados, los soldados Geonosianos se rinden.

Mientras Anakin lleva a su Maestro para ser extraído en una cañonera, Ahsoka le pregunta a su Maestro cuál fue su marcado. Anakin renuentemente responde 55, mientras que Ahsoka logró 60 bajas; aunque aduce que fue él quien llamó el ataque aéreo. Obi-Wan simplemente está sorprendido de que reduzcan toda una batalla en un simple marcador. Anakin se despide de los Maestros Jedi, esperando que vuelvan para cuando él ya haya destruido la fábrica principal. Inesperadamente, Ki-Adi-Mundi afirma que ha obtenido 65, con lo cual se ha ganado algo preciado por su rareza: el respeto de Anakin. Las LAAT/i despegan del campo de batalla, con lo cual Anakin y Ahsoka tienen a su cargo el resto de la misión.

Comentario

Lo primero que llama la atención de este capítulo es que es uno particularmente cargado de mucha acción. El nivel técnico mostrado en las escenas y la cantidad de elementos que se ven en éstas son realmente impresionantes. Ya habíamos visto batallas importantes en el inicio del proyecto y los diferentes episodios de la Temporada 1, como la Batalla de Christophsis en el largometraje de Star Wars: The Clone Wars, o la Batalla de Ryloth en el Capítulo 21 – Liberty of Ryloth. Pero en la serie de TV, ninguno adquiere la envergadura de esta gran batalla. Todo el tiempo de trabajo acumulado desde los primeros capítulos han llegado a un avance considerable como se puede constatar en este capítulo. Los artistas están llevando la animación de esta serie a una escala más elevada, lo que nos muestra el buen nivel de lo que nos presenta de manera más ambiciosa en comparación con los capítulos precedentes.

Para los más avezados espectadores del cine bélico, creo que es identificable la presencia de varias referencias a la Segunda Guerra Mundial, período de la historia de mucha trascendencia en la historia universal, al punto de ser uno de los conflictos bélicos más grandes y devastadores a escala mundial. Es por eso que su plasmación en los medios de entretenimiento y en la cultura popular es infaltable. Así, las escenas de las naves surcando los cielos de Geonosis hasta su lugar de aterrizaje teniendo que pasar a través de las defensas antiaéreas y vuelos de cazas enemigos nos hace venir a la mente emblemáticas escenas de bombardeos aliados realizados sobre la Europa ocupada por Alemania. Asímismo, la larga corrida en el ataque a las posiciones defensivas del generador del escudo es una reminiscencia a la película El Día Más Largo (1962). En este largometraje, se puede ver representado el asalto en las playas de Normandía durante el Día D, al estar apostada la infantería frente a las posiciones artilladas del enemigo. Cabe notar también la presencia de obstáculos antitanques para detener el avance de los blindados.

En lo que concierne a los elementos dentro del universo, este episodio capta un enorme interés al estar la acción comprendida en Geonosis, teatro inicial que dio comienzo al conflicto. Este hecho puede ser muy significativo, ya que genera sentimientos encontrados en los Jedi, primeros implicados que sufrieron los estragos del enfrentamiento que se avecinaba a la galaxia, como se pudo ver en El Ataque de los Clones. Además, es interesante el hecho de ver que los tres Generales Jedi son derribados durante el desarrollo de la batalla. Esto nos recuerda que no son seres infalibles o invencibles, sino que están corriendo riesgos muy altos y poniendo sus vidas en juego así como los soldados a los cuales acompañan y lideran.

El que este capítulo entero esté ubicado en una fase de todo un arco en el planeta Geonosis nos permite apreciarlo como una suerte de “extensión” de la Batalla de Geonosis, de aquellos sucesos que no estuvieron contemplados o incluidos en la historia del Episodio II (hay que recordar que las películas de la saga se centran su argumento en torno a la familia Skywalker, siendo el contexto galáctico el escenario en el que transcurre su historia). También cabe señalar que es la primera aparición del Cereano Ki-Adi-Mundi. Su debut llama la atención si se toma en cuenta que en el Universo Expandido anteriormente se ha desarrollado la relación entre este Maestro Jedi con Anakin Skywalker, quien fuera su aprendiz tras la aparente muerte de Obi-Wan durante la Batalla de Jabiim (Republic 61 y 62). Ahí radica uno de los aspectos positivos de esta serie que es el potencial para desarrollar con mayor profundidad el período de este conflicto bélico, que es uno de los propósitos de la serie: mostrarnos más facetas de la guerra.

Otro punto es que es uno de los pocos capítulos (o el único) en el que se muestra un enfrentamiento que, además darse contra seres autómatas y mecanizados, involucra a combatientes vivientes. Esto nos hace recordar que los droides de batalla, a pesar de conformar el grueso de las fuerzas Separatistas, no son los únicos combatientes que participan a favor de la causa Confederada. Tenemos por ejemplo, la facción de Alto Stratus en el planeta Jabiim en Star Wars: Republic, los miembros de la Liga Aislacionista Quarren, o los Nosaurianos en Dark Times.

De ahí que, además de la mayor complejidad y escala, la acción en este capítulo adquiere un nivel de violencia más elevado al mostrarse por las implicancias del punto antes mencionado. De ahí que las escenas de combate adquieren un impacto mayor, no sólo por la violencia más gráfica, sino por el hecho elemental de que se está ultimando con vidas de otros seres. Podemos contar varias escenas como el destajo de guerreros Geonosianos (visto previamente en el Episodio II), el empleo de armas más devastadoras como los lanzallamas para diezmar la resistencia enemiga, y el remate de estos (como el caso de Aurra Sing en el Capítulo 22 – Hostage Crisis). Conversando con General_Grievous, hemos coincido en que una de las experiencias que viene a la mente con este capítulo es el haber disfrutado el videojuego Republic Commando, el cual se caracteriza por mostrar un nivel de violencia más explícita. Si bien, los más curtidos podemos digerir estas escenas (que no llegan a un nivel grotesco y desagradable) sin mayor complicación, puede hacer a uno cuestionarse de la tónica de la serie para el público en general (aunque también hay que considerar la mayor tolerancia a la violencia por parte del público joven).

Esto me lleva a pensar que se habría podido explotar más este efecto dramático de la guerra, sobre todo porque está implicada la participación de una Padawan en todo este colofón. Como dijimos anteriormente, a diferencia de los enfrentamientos anteriores, Ahsoka está frente a un enemigo que incluye a seres vivientes. Estos efectos se habían abordado desde la otra perspectiva en el Capítulo 19 – Storm over Ryloth, cuando la joven tiene su primera misión como comandante de un escuadrón de cazas y que resultó en la pérdida de muchos de sus hombres. Si gran parte de la tónica de la serie se trata de ver las Guerras Clónicas a través de los ojos de esta niña, entonces creo que este episodio daba pie a un desarrollo más extenso o más patente de este aspecto. Si bien se percibe su preocupación por la suerte que corre Obi-Wan o su consternación al encontrar muerto al Maestro Bolla Ropal en el Capítulo 24 – Cargo of Doom, me cuestiono acerca de la escena en la que ven a los Geonosianos ser calcinados sin que podamos percibir de forma explícita que no se inmute ante lo que presencia.

Habría sido interesante incluir una pausa en la que Ahsoka se detuviera a observar los estragos que están dejando a su paso las fuerzas de la República. No se trata de desconocer la importancia de aquello por lo que pelean y las posibles consecuencias del fracaso de la campaña, pero habría constituido un contrapeso a la tonalidad de la historia. Un hecho tan chocante como la guerra tiene que dejar huellas en sus participantes, sobre todo si hablamos de una Padawan que, por más talentosa y habilidosa que sea representada, aún es una niña. Por más madurez que llegue a tener un individuo, hay situaciones a las que uno dificilmente llega a acostumbrarse (o incluso nunca).

Pero obviamente, esto es de esperarse, pues al hablar de una guerra, la convivencia con la muerte y la destrucción es un elemento innegable, y por ello amargo de todo conflicto armado: en todo enfrentamiento hay heridos y pérdidas de todo valor. Más allá de las proezas heroicas y valientes, siempre se reiterará que una guerra es una guerra, con las implicancias terribles y penosas que acarrea. Presumo que la actitud ligera y trivial de Anakin y Ahsoka responde a la actitud de dos Jedi en medio del combate que buscan evadir o por lo menos distraerse de la trágica realidad que les toca vivir, incluso llegando al punto del aparente relajamiento. Obviamente, ésta es una observación por parte de un espectador de cierta edad, quien ha disfrutado lo que está encerrado y comprendido en este capítulo.

Datafiles


Galería

La Mesa de Greedo

4 comentarios

TanKeRrrr el

Muy buena , es un buen resumen, buenas caps. :)

joseph el

es l mejor episodio hasta l momento junto con l d rookies!!gracias x l comentario…muy bueno!!

rafico el

Excelente capítulo al fin lo pude ver además quiero armar la batalla voy a conseguir las figuras aunque ya tengo a ki adi mundi y clone trooper lanzallamas pero va a ser un poco difícil encontrarlas soy de ecuador y aquí no llegan tan surtidas igualmente excelente página mi brother sigue pa’lante

rafico el

Esta cool una batalla épica y efectos y trama muy bien lograda ha salido un nuevo battle pack con obi wan,ARF trooper y geonosian volador

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*