The Clone Wars: Capítulo 1-06 Downfall of a Droid

Resumen Comentario Datafiles Galeria
  • Temporada: 1
  • Capitulo: 6
  • Estreno: 07/11/2008
  • Guión: George Krstic
  • Dirección: Rob Coleman

"Confía en tus amigos, y tendrán una razón para confiar en ti"


Resumen

Luego de sufrir una serie de desastrosas bajas a manos del General Grievous, la posición de las fuerzas de la República en el borde exterior se encuentra amenazada. Comisionado a proteger el estratégico planeta Bothawui, Anakin Skywalker y su equipo, forman una defensa frente a sus adversarios separatistas.

Una flotilla de tres cruceros Jedi, liderada por el Resoluto, pulula por el cúmulo de asteroides del planeta Bothawui, con el Almirante Wulf Yularen como mando militar a la cabeza, junto al General Anakin Skywalker. En el hangar del aquella nave insignia, Anakin Skywalker y R2-D2, realizan una serie de reparaciones a su caza estelar Delta Jedi 7B, cuando de pronto Ahsoka los interrumpe para que acudan a recibir una transmisión urgente en el puente de mando donde se encontraba el Capitán Rex. Obi-Wan Kenobi era quien se comunicaba con ellos, reportando los avances de la guerra. La República estaba sufriendo grandes bajas, perdiendo flota tras flota, debido a la gran habilidad del General Grievous como estratega militar. Ahora la flota del General Separatista se dirigía hasta Bothawui en donde Anakin sería advertido de abandonar su puesto, ya que Grievous lo superaba numéricamente en unidades de guerra. Anakin se negaría a huir y le haría frente al General aduciendo que tenía un as bajo la manga para derrotarlo.

Tal como Kenobi lo aseveró, una serie de fragatas separatistas emergería desde el hiperespacio aproximándose a las inmediaciones del planeta Bothawui. A bordo de la nave insignia, el General Grievous ordena a su flota a ingresar al campo de asteroides que bordea el planeta, para alcanzar a las naves de guerra de la República. Por orden expresa de Grievous, las fragatas separatistas tienen que dirigir todo el poder de sus escudos deflectores hacia la proa de las naves. A pesar que las partes posteriores quedaron expuestas, Grievous consideraba que no había de que preocuparse ya que el mismo campo de asteroides les daría cobertura y las naves enemigas de la República, se encontraban al frente. Mientras tanto de los hangares de las naves de la República emergería al acecho de su enemigo; el escuadrón dorado de interceptores V-19, liderado por Anakin Skywalker, con la intención de llevar a las naves de Grievous, hasta donde el desea.

Luego de ser sometidas a un intenso fuego enemigo, las fuerzas de la República despliegan su trampa. En los asteroides que se encontraban tras las fragatas separatistas, permanecían ocultos un grupo de AT-TE. El capitán Rex lidera los vehículos soltando todo el fuego a las partes posteriores de las fragatas emboscándolas por detrás. Mientras las fragatas redistribuyen la potencia de sus escudos, los cruceros de la República abren fuego y acorralan a Grievous. Un determinado Anakin a bordo de su caza Jedi, se dirige hacia la flota enemiga, aprovechando la situación para atacar al puente de mando enemigo y acabar finalmente con Grievous. El General droide ordena la retirada.

Las fragatas obedecen las órdenes de su general, mientras que este aborda su caza estelar personal, el Souless One y abandona su fragata. Anakin intenta alcanzarlo, pero Grievous acciona su hiperimpulsor y Anakin presiona su nave al máximo. Desafortunadamente una falla en los sistemas hace que la nave falle, explotando ciertos dispositivos haciendo perder el control a la nave dentro del campo de asteroides.

Anakin despierta en una estación médica, con un droide médico 2-1B atendiéndolo. Ahsoka y Rex le informan que su plan finalmente funcionó, Grievous había huido y su flota había sido destruida. Pero el sabor de la victoria no duraría mucho, luego de que se enterara que R2-D2, luego de las fallas en su caza estelar, no había vuelto de la batalla. Ya recuperado Skywalker, se comunica con Kenobi, quien lo felicita por sus logros. Skywalker a pesar de ello estaba sumamente preocupado porque luego de todo el tiempo y misiones que habían pasado juntos, Anakin nunca le había borrado la memoria al droide. El pequeño droide estaba programado con tácticas, ubicación de bases y otra información vital que podría ser clave para los Separatistas. Obi-Wan estaba sorprendido, e inmediatamente le ordenó a Anakin que encontrara al droide. No tardó mucho para que el Twilight estuviese listo para iniciar la búsqueda.

A su partida, Anakin encontró a Ahsoka a bordo con un nuevo droide astromecánico, cuya denominación era R3-S6. Ahsoka se mostraba muy entusiasmada sobre el hecho de contar con un nuevo droide para Anakin, quien se mostraba renuente a reemplazar a su amigo R2.

Así pues el Twilight partió hacia el lugar donde se había librado la batalla. Anakin estaba seguro que R2-D2 había logrado escapar, pero los sensores no arrojaban ningún resultado, solo otro transporte; una nave trandoshana conocida como la Vulture’s Claw. El el Twilight se unió a la nave trandoshana para poder abordarla.

Anakin y Ahsoka utilizando unos ponchos, abordaron la nave junto al droide R3-S6. Anakin expresó ante un ojo electrónico droide que quería adquirir un droide. Así pues la puerta frente a ellos, se abrió y de ella emergió un hediondo trandoshano, llamado Gha Nachkt quien era el propietario de la nave. Anakin le dijo que buscaba una unidad R2, a lo que Nachkt replicó que aquellas unidades eran difíciles de encontrar debido a la guerra. Gha observó los créditos que Anakin tenía y los dejó ingresar a su compartimiento de cargo, para que buscasen lo que querían, no sin antes advertirles que tuviesen cuidado con algunos ítems. Los Jedi junto al nuevo droide ingresaron al cuarto.

Mientras exploraban el cuarto, Anakin y Ahsoka descubrieron un par de droides asesinos IG, desactivados. Anakin entonces le ordenó a R3 que accediera a la computadora de la nave para obtener los resultados del inventario. R3 utilizó su apéndice para conectarse a una terminal. Las desarrolladas habilidades sensoriales de Anakin le hicieron escuchar a Anakin un sonido familiar, el cual pensó que era R2, a pesar de que Ahsoka no estaba del todo convencida de ello. Anakin ordenó entonces a R3 que abriera una puerta bloqueada, pero el pequeño droide en vez de ello activó las luces y de alguna manera activó a los droides asesinos, quienes inmediatamente comenzaron a atacar a los de la República. Anakin y Ahsoka encendieron sus sables de luz para defenderse de los feroces ataques enemigos. Luego de una pequeña batalla, los Jedi lograron acabar con los droides. Anakin reprendió a R3, por sus acciones inapropiadas, a pesar que Ahsoka lo defendió. R3 finalmente abrió la compuerta y Anakin sorprendió a Gha Nachkt espiando lo que sucedía tras ella.

Anakin confrontó a Gha Nachkt, demandándole que le regrese a su droide. Ahsoka le insistió a su maestro que R2 no se encontraba a bordo. Sin nada más que poder hacer, el indignado Gha Nachkt, los invitó a abandonar su nave. Una vez que el el Twilight partió, el trandoshano se comunicó con el General Grievous. El trandoshano tenía a R2-D2 oculto en una compuerta secreta e intentaba obtener un buen precio por el droide, en un encuentro con el General Separatista.

Luego de su fallido intento, Anakin y Ahsoka una vez más se comunicaron con Kenobi vía holograma. El caso del droide perdido no había sido solucionado, por lo que Obi-Wan le dijo a Anakin que asuma que R2 había sido destruido. Existían otras prioridades que debían de atender, reportes de inteligencia habían confirmado la existencia de un puesto de espionaje separatista. Kenobi entonces le ordenó a Anakin que preparara sus fuerzas para dirigirse hasta aquel lugar y destruirlo.

Así pues la nueva misión se iniciaría. Anakin merodearía los corredores alternos del supuesto lugar en donde el remanente separatista permanecía, mientras que sus fuerzas se concentrarían en el corredor central. Ahsoka insistió para que Anakin llevase a R3-S6 como copiloto de su caza estelar, a pesar que Anakin no confiaba para nada en las habilidades del nuevo droide. Anakin aceptaría y acoplaría su nave hasta un anillo hiperespacial para enrumbarse hacia su destino.

Mientras tanto, a bordo de la Vulture’s Claw, Gha Nachkt tenía ciertos problemas en controlar a R2-D2, quien pugnaba por escapar de la nave del traficante. Luego de deshacerse de un droide IG, R2 finalmente sería recapturado por Gha Nachkt y lo pondría nuevamente bajo su custodia.

Por otro lado, Anakin emergería del hiperespacio hasta el área en donde se sospechaba cierta actividad Separatista. Así pues el le ordenaría a R3 que activara los sensores de largo alcance, mientras que el droide cometería nuevamente un “error”, activando los dispositivos de rastreo de largo alcance. En la flota republicana, Ahsoka detectaría la señal de Anakin y se daría cuenta que algo no marchaba bien. Ella le ordenaría a Rex que juntara sus tropas para acudir a su encuentro.

El General Grievous a bordo de una fragata separatista, también había rastreado la señal emitida por la nave de Skywalker, por lo que Grievous aseveraría que Anakin finalmente había caído en su trampa. Anakin desactivaría la señal justo a tiempo, solo para ver una flota Separatista emerger frente a él desde el hiperespacio. Anakin preocupado ordenó a R3 que preparase el hiperimpulsor para que escapara, pero el droide en vez de ello, desechó los motores del hiperimpulsor. El anillo hiperimpulsor se desenganchó y fue destruido por fuego enemigo. Ahora Anakin estaba solo y furioso por la ineficiencia del nuevo droide astromecánico.

48

Grievous entonces lanzó una bandada de cazas estelares buitre para que le de persecución a Skywalker. Los droides lanzaron una serie de múltiples ataques hacia el caza estelar Jedi de Anakin, los cuales el Jedi debido a sus grandes dotes como piloto pudo evitar. Anakin a su vez tuvo problemas para que R3 reiniciase nuevamente los motores de la nave y para colmo el droide reportó que el juego de cañones láser no estaba funcionando. Al parecer Anakin estaba perdido.

De pronto aparecería el Twilight, para salvar a Anakin y acabar con los cazas droide. Ahsoka le abrió Anakin las compuertas la bahía de embarque del Twilight . Ahsoka le preguntó entonces a R3 si estaba bien y fue entonces que el pequeño droide dorado cooperó, haciendo encender los motores de la nave. Rex y sus tropas sirvieron como cañoneros ofreciéndole la cobertura necesaria a Skywalker para que ingresase en la bahía de embarque.

Con Anakin ya dentro de la nave, Ahsoka coordinó el escape, enrumbándose entre las naves de guerra separatistas. Ella se logró escabullir entre los estrechos espacios de las fragatas, acabando con una serie de droides buitre en el camino, los cuales colisionaban contra sus naves nodrizas. Una maniobra rápida le permitiría a Rex que llevase el Twilight hasta el hiperespacio, escapando de las garras de Grievous. Luego de las fallas ocasionadas bajo fuego, de parte del nuevo droide astromecánico, Anakin estaba ahora más determinado en encontrar a R2-D2. Mientras tanto el droide viajaba a bordo de la Vulture’s Claw dirigiéndose a la cita pactada por Gha Nachkt con Grievous.

Comentario

Esta vez, Rob Coleman y George Krstic, nos muestran un nuevo capítulo de esta serie que en su inicio, nos muestra la esencia de Star Wars mostrada en los antiguos filmes, una gran fuerza bélica contra una pequeña y aparentemente inofensiva flota. La pericia de Anakin una vez más se muestra, dándole una victoria a la República utilizando una serie de recursos que sorprenden finalmente al enemigo, tal como sucedió en la destrucción de la Estrella de la Muerte en Episodio IV. El uso de los AT-TE me parece genial, es una estrategia en serio sorprendente como tal, (a pesar de ser ficción) donde se muestra el valor preponderante de los Jedi, no solo como combatientes durante la guerra sino como grandes estrategas contra los Separatistas.

Dejando de lado todo aquel entorno propio de una serie animada, Clone Wars tiene ciertos momentos en los cuales se muestra el desarrollo de la relación entre Anakin y su padawan Ahsoka. La impaciencia de Anakin y su renuencia a seguir órdenes, parece llevarlo cada vez más cerca del Lado Oscuro. Anakin es un hombre de gran temperamento que muchas veces se deja manejar pos sus impulsos, mientras que su padawan a pesar de su inexperiencia muestra un lado más previsor, pero dotada de cierta ingenuidad propia de su naturaleza y envuelta en las tribulaciones propias de su adolescencia. En este episodio vemos a Anakin actuar de manera impulsiva mientras que su aprendiz parece actuar de manera más sabia, hasta salvándole el pellejo más de una vez a su maestro.

En este episodio a su vez podemos ver que es lo que hace al pequeño R2-D2 tan especial. En este capítulo podemos ver la gran diferencia existente entre R2 y unidades similares a el, como el droide que lo reemplaza, el “torpe” R3. Es notorio que R2 tiene una gran ventaja comparativa con los otros droides debido al gran conocimiento e información que este maneja y debido a que no ha sido afecto a la limpieza de memoria que se realizan a este tipo de droide. Es quizás por eso el apego enfermizo de Anakin hacia R2, por lo que arriesga muchas vidas durante su travesía para poder lograr su objetivo. A pesar que el episodio nos quiere mostrar el valor de rescatar a un amigo, luego de mostrarnos la importancia material que significa el droide para la República, el asunto queda un poco inconsistente. De todas formas, Anakin, un hombre que sería capaz de asesinar a su propia esposa e hijos en un estallido de furia, genera ciertas dudas, mostrando su infinito ego.

Con respecto a las nuevas apariciones, más notorias, tenemos al trandoshano Gha Nachkt al pequeño “Goldie” y a estos droides asesinos IG. Para comenzar este Gha Nachkt es un trandoshano diferente a los mostrados anteriormente en las películas como el cazador Bossk o los esclavistas de wookiees, mostrados en las diversas historias del Universo Expandido. Este trandoshano es una especie de carroñero que vive de los desperdicios generados por la guerra. Digamos que es un gran oportunista, avaricioso y negociador, muy diferente a los perfiles de los de esta especie mostrados anteriormente. A su vez existen muchas diferencias físicas con lo mostrado anteriormente, este trandoshano es obeso, nada atlético, en mi concepto un interesante personaje, muy vistoso que puede dar mucho más, veremos aún que pasa con él en el próximo episodio.

El pequeño droide “Goldie”, si es una caja de misterios. ¿Por qué tanta torpeza? No es común que un droide astromecánico falle tanto en lo que le ordenan, veamos pues si este droide logra su redención en el próximo episodio o si…. veamos que pasa. Ahora los droides asesinos IG, son un nuevo modelo del sin número de droides que han venido apareciendo en el Universo Star Wars, a partir del ya clásico IG-88 (uno de los caza-recompensas convocados por Darth Vader, que acudieron al Ejecutor en Episodio V). En la anterior serie animada aparecieron los lanceros IG, ahora aparecen estos asesinos, que se acercan mucho más a lo que vendría a ser este droide IG-88 desarrollado en la época imperial por los Laboratorios Holowan. En lo personal, estos detalles y desarrollos son uno de los puntos fuertes por los cuales sigo esta serie, ya que nos muestran los orígenes desconocidos y cierran círculos de historias alternas que hasta el momento no tenían explicación alguna ni siquiera en el vasto Universo Expandido.

Ahora todo tiene su lado negativo también. Lo que me desconcierta del todo, es la fijación absurda que tiene Ahsoka por ese droide R3-S6. Si un droide pone en peligro la vida de su amo, ¿no significa que algo anda mal con esa unidad? No es lógico que la padawan vele por la vida de su maestro. Si el gran héroe R2-D2 puede ser sustituido por otro, porqué el droide dorado que puso en peligro la vida de Anakin y la misma Ahsoka no es desechado. Ese me parece que ese es el punto más débil de esta parte de la historia.

Fuera de esto, es un episodio divertido que como todos ha generado gran expectativa. En serio me causa mucha curiosidad el como rescatarán a R2-D2 en el siguiente episodio (porque de hecho que lo harán). Lo que si sabemos es que un enfrentamiento entre Ahsoka y Grievous se dará y el título del próximo episodio “Duel of the Droids”, nos da un atisbo que la posición de R2-D2 no será para nada pacífica.

Datafiles


Galería

La Mesa de Greedo

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*